importancioso

El hombre era nómada antes que agricultor. Siendo agricultor sabía que había algo detrás de esas montañas. Y se hizo viajero. Y conoció mundo. Y volvió a casa y lo celebraron con cerveza. Y les contó su viaje. Pero un imbécil en la tribu no le creía, e inventó la cámara fotográfica. Este blog está relacionado con el cuento: viajes, comer, beber, emprender, relatos, surf y fotografía. Porque ¿de que te sirve viajar al lugar más bonito del mundo si no tienes una foto para callar la boca a ese imbécil?

La Señora de Aymat, o lo que hay detrás de una fotografía

4 comentarios


La Señora de Aymat desciende hacia la playa. Foto: Félix Zulaica

La Señora de Aymat desciende hacia la playa. Foto: Félix Zulaica

Revisando las fotos de aquel campeonato me encuentro con esta foto.

Es lo que tiene ser fotoperiodista, te llaman por teléfono y te dicen “Esta semana tienes que cubrir el campeonato del mundo de surf en … Zarautz” así que coges la maleta primavera-verano, completas la mochila de cámaras y objetivos y te subes a un avión hacia allí.

Ese concepto de foto-periodista me recuerda al de cajero-reponedor de Lidl: “Señorita Puri, acuda a Caja nº 3”. Podría ser a Caja nº 1 pero ha tocado la 3. Dejas de reponer y te vas a la caja.

Es la víspera de empezar el campeonato y te acercas a la playa a reconocer el terreno. Todavía queda media hora para empezar ese lunch de inauguración donde esperas entrar en ambiente. El lunch es en esa carpa donde va a girar todo el movimiento de surfistas de todo el mundo, fotógrafos, periodistas, acompañantes y voluntarios.

Y de repente le ves a ella que va bajando la rampa con su carrito de la compra.

No! No llego!

Y levantas la cámara, encuadras y disparas 2 veces justo antes de que termine el momento mágico.

Sólo una ha salido bien, pero es la foto del día, casi la foto del campeonato, y antes de que se inaugure!

La Señora de Aymat, con apellido de cava catalán, ha salido congelada justo un segundo antes de que su manga de jersey (y sus zapatillas y sombrero) color ocre se funda en la empalizada de cañas, color ocre también. En un segundo la magia de la foto desaparece y ya es otra cosa.

El vestido rojo contrasta con la foto de surfistas en blanco y negro mientras el rojo carro de la compra contrasta a su vez con las cañas ocres, un paso mas y … el caos visual. Sólo tres tonos: ocre, rojo y gris pero muy bien distribuidos.

Pero estábamos haciendo un reportaje de surf y la Señora de Aymat parece descender hacia el malecón totalmente ajena a ese mundo. Será una señora de la localidad surfera o será una veraneante? Que pensará al cruzarse con los surfistas australianos y brasileños?

Vuelvo a coger la foto de la caja de fotos del campeonato. Me da un calambrazo, un pálpito diría Remedios Cervantes, y siento que hay algo que relaciona a la señora con el surf.

Tendrá hijos surfistas? No creo, demasiado mayores para este deporte. Vuelvo a mirar la foto.

Tendrá nietas surfistas? … me vienen calambrazos con nombres a la cabeza: June, … Ainara, … Adriana, … o serán Mónica, … Adela, … esta foto transmite sensaciones, nombres, … tiene algo.

Sigo reconociendo el terreno y llega la hora del lunch inaugural: autoridades, organizadores, dantzaris, gente joven, guapa y morena, surfistas, cervezas …

Ya ha pasado una hora desde que hice la foto y sigo preguntándome si la señora, ajena al mundo del surf, habrá llegado a su casa y estará preparando la comida.

Como ya he terminado las fotos, bajo hacia el malecón de nuevo y veo a la Señora de Aymat sentada en un banco y mirando como cogen olas los surfistas, muy seria y concentrada! De pronto cambia la dirección de la mirada y se le dibuja una sonrisa en la cara. Miro en su misma dirección y veo una jovencita que sube desde la arena con el cabello y su neopreno (brillante por el sol) mojados y la tabla de surf bajo el brazo derecho. Se dirige, con una sonrisa, a la Señora de Aymat y le estampa dos besos en las mejillas. Siguen charlando un rato, la jovencita le coge un trozo de pan de la bolsa … y suben las dos hacia casa para preparar la comida.

Puedes encontrar al autor en Google+

Autor: Felix Zulaica

Otra Dimension en Marketing online. Redes sociales, blogs, emprender, marketing, surf, photo y vida real. No soy gurú de nada!

4 pensamientos en “La Señora de Aymat, o lo que hay detrás de una fotografía

  1. Es una historia preciosa, felicidades. Saludos

  2. Gracias Marisol!

  3. Bonita historia. Y una foto muy bien compuesta (a pesar de las prisas).

    Un saludo

    Alejandro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s