importancioso

El hombre era nómada antes que agricultor. Siendo agricultor sabía que había algo detrás de esas montañas. Y se hizo viajero. Y conoció mundo. Y volvió a casa y lo celebraron con cerveza. Y les contó su viaje. Pero un imbécil en la tribu no le creía, e inventó la cámara fotográfica. Este blog está relacionado con el cuento: viajes, comer, beber, emprender, relatos, surf y fotografía. Porque ¿de que te sirve viajar al lugar más bonito del mundo si no tienes una foto para callar la boca a ese imbécil?

Receta nº 5 Nasi Goreng (Indonesia) para Torpes

Deja un comentario


Indonesia para mí es color, sonrisas, templos, tráfico caótico, batik, gamelans, muchas islas, música de FleetWood Mac, mar azul y olas. Y gastronomía.

Goreng quiere decir frito y Nasi arroz. Así que podemos intuir de qué va esta receta. Arroz hervido y frito en el wok junto con una serie de ingredientes.

Y como siempre en las recetas exóticas el principal problema es conseguir los ingredientes así que hay 3 opciones: buscarlos y conseguirlos, sustituirlos o poner en marcha la opción para Torpes. El Nasi Goreng Kit. Que lo podemos comprar en los supermercados (Carrefour, El Corte Inglés, …) porque nos lo ponen fácil los holandeses de Go-tan (los holandeses dominaron esa región de Asia en la época de los descubrimientos).

Además del Nasi Goreng Kit (que incluye arroz, salsa para Nasi Goreng, soja y cebolla frita) necesitaras una pechuga de pollo (lo puedes cambiar por gambas o langostinos si prefieres), un pimiento verde y un puerro (o cebolla).

Lo primero es poner a hervir el arroz durante 10 minutos y después lo pasas por agua fría y lo escurres. Pon algo de sal al agua, pero no mucha.

En un wok, o en una sartén, pon en un poco de aceite la pechuga de pollo cortada en tiras finas y dórala bien. Añade el pimiento y el puerro cortados en tiras y rehógalo unos minutos junto con el pollo. Y ahora añade el contenido de la salsa de Nasi Goreng. Rehógalos unos minutos.

Añade el arroz y sigue rehogándolo. Al final puedes añadir, o no, la salsa de soja. Para mi gusto con media bolsa de soja basta, ya que es muy dulce.

Y lo sirves, salen 3 raciones majas. En cada plato añade la cebolla frita de la última bolsa espolvoreando por encima.

Y a disfrutar saboreándolo. A mí me recuerda a esas sonrisas, los batiks, el tráfico caótico, la artesanía, las olas y la música de FleetWood Mac …. a pesar de que nunca he estado en Indonesia (de momento).
Puedes encontrar al autor en Google+

Autor: Felix Zulaica

Otra Dimension en Marketing online. Redes sociales, blogs, emprender, marketing, surf, photo y vida real. No soy gurú de nada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s